El alcalde de Cali, Jorge Iván Ospina, en compañía de la secretaría de movilidad de la ciudad, se reunieron con el gremio del transporte especial para avanzar en la implementación de un proyecto que permitiría a este sector operar como servicio público de forma transitoria.

La iniciativa pretende que más de 2.000 vehículos, los cuales normalmente operan bajo la figura de transporte especial, funcionen como transporte público mientras esté vigente la emergencia sanitaria decretada por el Gobierno Nacional.

«Nosotros nos comprometimos a entregar el próximo jueves el estudio técnico que les permita funcionar como servicio público, tal y como lo especifica la resolución del Ministerio de Transporte. En ese estudio también vamos a delimitar las rutas, el establecimiento de una tarifa, los horarios de operación y la flota que eventualmente podría entrar a operar», dijo el secretario, William Vallejo.

La medida busca solventar la crisis económica que ha traído para este sector la pandemia, por lo que los transportadores presentarán su propuesta en la que todos los agremiados puedan operar.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *