Publicado el 

Fueron ocho las personas que se fugaron este martes, después del mediodía, del Centro de Detención Transitoria de San Nicolás, en el centro de Cali.


Así lo confirmaron las autoridades luego de hacer un conteo en cada una de las ocho celdas del establecimiento ubicado en San Nicolás. Además, confirmaron que gracias al operativo que se desplegó pudieron ser recapturados 20 presos que se habían volado.

Según el comandante de la Policía Metropolitana de Cali, Coronel José Daniel Gualdrón, en este lugar se encontraban detenidos 517 internos, en ocho celdas diferentes. El lugar tiene capacidad para máximo 450 personas, según la Policía.

San Nicolás

Pudo haber sido mayor la fuga


“El conato de fuga no fue mayor porque algunas celdas quedaron encerradas y solo fueron tres las que pudieron abrir. En estos lugares están sindicados de homicidios, lesiones personales y tráfico de estupefacientes”, explicó Gualdrón.



Lea además: En directo: San Nicolás, custodiado por cielo y tierra por fuga de presos

Heridos

La información entregada por las autoridades es que en medio del intento de fuga tres de los reclusos resultaron heridos con fracturas en las manos o piernas. Algunos se cayeron y partieron los techos de las viviendas aledañas al sector.

“Son los mismos internos los que están generando una serie de actividades que desencadenan en desorden, pues lo que buscan es fugarse de los sitios de reclusión que tenemos”, añadió el Comandante de la Policía Metropolitana de Cali.

¿Cómo era la guardia en el momento de la fuga?


El lugar es custodiado por 60 policías que, a lo largo del día, están distribuidos en tres grupos de 20 personas. “Estos uniformados son suficientes para custodiar el sitio por la forma en que está constituido”, dijo el coronel Gualdrón.

Cientos de familiares de los detenidos se acercaron al lugar para verificar el estado de salud de sus seres queridos y manifestaron que lo que ocurrió ayer es producto del desespero de los reclusos por la “mala alimentación que les brindan”.

Lea aquí: Investigan compra de avión de la policía por más de $12 millones de dólares

“Aquí hay recluidos muchos inocentes, como mi sobrino, pero los que no son inocentes también son seres humanos. Ustedes deben comprender y entender el desespero de los familiares porque a los que se encuentran allá adentro les están dando comida descompuesta y, en muchas ocasiones, no nos permiten dejarles los alimentos. Eso sí, no puedo decir que me hayan cobrado por dejar ingresar la comida, como dicen otras madres de familia”, sostiene Estella, una de las mujeres que se acercó hasta el lugar a preguntar por su familiar.

“La alimentación se da con normalidad”


Ante estos reclamos de la comunidad, desde la Policía manifestaron que la prestación del servicio de alimentación lo está haciendo con normalidad la Unidad de Servicios Penitenciarios y Carcelarios – Uspec.


“La Uspec es la encargada de dar la alimentación y lo está haciendo en la mañana, tarde y noche. Que a los reclusos quizás no les gusta esa clase de alimentación, es otra cosa. Incluso, a algunos detenidos que tienen condiciones médicas complejas, se les está permitiendo que los familiares les traigan los alimentos”, señaló Gualdrón.

Buscan donde llevarlo

Según el uniformado, con el Inpec se han hecho reuniones constantes y les han recibido personas condenadas. “Hoy casualmente hubo una reunión con la Procuraduría, la Personería y la Alcaldía para buscar un sitio y llevar a los sindicados que hay en la ciudad”.

Sobre este nuevo lugar, dijo que en los próximos meses se conocería dónde estará ubicado y cuál será la capacidad, pues actualmente se está trabajando con las entidades competentes y colocarlo en servicio.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.